Anthony Taylor – 1,0

 

▪️ CONTROL DEL PARTIDO: Arbitraje terrorífico de Anthony Taylor a los mandos de un España – Alemania que le pasó completamente por encima. El colegiado inglés, ya desde los primeros minutos, dio un nivel pésimo, perdonando hasta dos tarjetas amarillas a Kroos en un laxo de tiempo de dos minutos. Una de ellas terminó por lesionar a Pedri. Tras ello, tuvo que cambiar radicalmente su criterio bajando el listón y pasando a amonestar a cualquier jugador que cometiese una infracción. Además, se tragó dos manos en una misma acción en la segunda mitad de la prórroga.

▪️ REPARTO DE TARJETAS: El colegiado inglés mostró 15 tarjetas amarillas, ni más ni menos. Se le fue el partido de las manos desde los primeros minutos. Pese a acertar en algunas de las tarjetas, junto con la expulsión de Carvajal, erró en otras tantas, empezando por las constantes amarillas perdonadas a Kroos. Pudo expulsarle hasta en tres ocasiones.

▪️ LA POLÉMICA: Más allá de que Alemania debió terminar con diez, o incluso con nueve jugadores, la acción polémica del encuentro se dio en la segunda mitad de la prórroga, cuando Anthony Taylor no se percató de dos manos en la misma acción, una de Fullkrug y otra de Cucurella, la cual pudo ser penalti. Sin embargo, como primero se produce la infracción del alemán, el penalti no puede existir. Apocalíptico arbitraje del inglés.

 

Michael Oliver – 7,0

 

▪️ CONTROL DEL PARTIDO: Cuando en un partido de gran importancia el colegiado pasa completamente desapercibido debido al gran ritmo que presenta el encuentro, sabes que el árbitro está realizando una gran labor. Así fue con Michael Oliver a los mandos del Portugal – Francia. El colegiado inglés, en contraposición con su compañero Anthony Taylor, cuajó un arbitraje muy sólido, dando el protagonismo a los jugadores e intentando entrar en el menor número de acciones posibles.

▪️ REPARTO DE TARJETAS: Mientras que Anthony Taylor mostró 15 amarillas en el encuentro entre España y Alemania, Michael Oliver mostró tan solo 2 amarillas. Intentó llevar un criterio clásico que le permitiese hacer acto de presencia lo menos posible, y así fue.

▪️ LA POLÉMICA: El encuentro se desarrolló sin acciones polémicas que pudiesen complicar el arbitraje, sólido, del árbitro inglés.

 

Daniele Orsato – 4,5

 

▪️ CONTROL DEL PARTIDO: Deficiente actuación de Daniele Orsato a los mandos del Inglaterra – Suiza. Un partido que pese a las pocas intervenciones de dificultad real para el arbitro, termino generando crispación en ocasiones puntuales por los fallos de apreciación del colegiado italiano. En la primera mitad, Daniele Orsato no señaló una clara mano con el brazo extendido en las inmediaciones del área, que dejó atónitos a una mayoría. Además erró en la cartulina de Kane y en alguna falta mal señalada.

▪️ REPARTO DE TARJETAS: En la primera mitad mostró una cartulinas a Fabian Schar por una entrada en la que cortaba el contragolpe. En la segunda mitad mostró dos cartulinas, en el minuto 67 a Kane por un forcejeo con Akanji, en este caso el delantero inglés no propicia ningún golpe y la acción fue catalogada de forma excesiva; y en el 85 a Widmer por agarrar a Palmer una vez era rebasado, de tal manera que cortaba el contragolpe.

▪️ LA POLÉMICA: Este partido no tuvo acciones polémicas que pudiera cambiar el resultado final.

 

Clement Turpin – 5,5

 

▪️ CONTROL DEL PARTIDO: Arbitraje con más luces que sombras para Clement Turpin a los mandos de un Holanda – Turquía en el que fue de más a menos. Realizó una primera mitad bastante solvente, aplicando un criterio clásico y dejando jugar lo máximo posible. En la segunda mitad pecó de señalar alguna que otra infracción de baja relevancia que pudo ahorrarse. Además, dejó sin castigo una entrada bastante fea de Van de Ven en la segunda mitad.

▪️ REPARTO DE TARJETAS: El colegiado francés mostró un total de cuatro cartulinas amarillas y acertó en todas y cada una de ellas, pero perdonó una muy clara, casi naranja, para Van de Ven en la segunda mitad tras entrar con excesiva intensidad en un balón sin dueño a ras de suelo.

▪️ LA POLÉMICA: Más allá de una protesta sin fundamento de Turquía por el segundo gol de Holanda, el encuentro se desarrolló sin acciones que pudiesen complicar el arbitraje de Clement Turpin.